'Millennials' y puteros: por qué los clientes de la prostitución son cada vez más jóvenes

Conocer chicas 25 – 943431

Fuimos todos a tomar una copa y bueno Con estas palabras relata en conversación telefónica con El Confidencial la primera vez que el joven madrileño fue usuario de prostitución. La percepción del aumento de puteros jóvenes ha sido mostrada por la Policía, asociaciones de ayuda a víctimas de trata, sociólogos y proxenetas Los datos del foro sexual SexoMercado a los que ha tenido acceso este periódico muestran que, desde hace varios años, el segmento mayoritario de los usuarios que buscan anuncios de prostitución en su web son hombres de 25 a 35 años. Por su parte, la presidenta de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida AprampRocío Nieto, explica que llevan años alertando sobre el aumento del consumo de prostitución por parte de los jóvenes. En este grupo se enmarca la mayor parte de los clientes jóvenes: no son sexistas y son críticos con la herencia machista del pasado, pero comparten una ética hedonista de consumo. Intuyen que hay mujeres explotadas, pero prefieren no pensarlo, al igual que alguien que compra ropa que ha sido fabricada por niños.

El negocio en horas puntas

El antropólogo le señala a BBC Globo que los motivos son varios, empero destaca que las condiciones económicas de las estudiantes y los altos costos de los estudios universitarios son los factores que predominan para que las jóvenes sean cooptadas por estas redes. Las chicas son abordadas por una amiga o amigo, escuchan las cantidades de dinero que se puede obtener y reciben invitaciones para hacer viajes que en principio parecen un arrange inocente. Para relación o amistad. Bebedero de la imagen, Getty Images Abecé de foto, El proxenetismo en las universidades colombianas es un modelo de negocio, afirman los investigadores. Sofía Mi amiga me dijo que no pasaba nada, que sólo era un alucinación y que la íbamos a acontecer bien. Que incluso ella era la que me iba a invitar y que todo iba a estar perfectamente, relata Sofía sobre su primera experimento. La joven indica que sus escaseces económicas fueron el principal motivo para aceptar ser parte de ese globo. No salía, no iba de carnival, sólo trabajaba y estudiaba, pero ya era difícil trabajar para costearme todo en la universidad. Nos pagan por salir de viaje con ellos, empero si no quieres que te toquen no lo van a hacer' y me dijo que eso me podía ayudar con el préstamo de la universidad, recuerda.

El cliente consumidor

Entonces, detienen el vehículo y comienzan a negociar. Cuando han cerrado el importe, uno de ellos sale del auto mientras el otro recibe en el interior el servicio sexual que haya contratado. Y luego, lo mismo cheat el otro. No les gusta acudir por ahí aireando que van de putas. Pero tampoco tienen conciencia de estar haciendo nada malo.